martes, 22 de marzo de 2011

Te propongo un juego ...



En la oscuridad, juguemos en la oscuridad .

Yo me escondo en el armario, en medio la lencería , los encajes y las camisetas de lana, y mezclo el sudor nervioso con los olores a lavandas y a perfume.

Tú, me buscas. Controlas el temblor de tus dedos, desconectas firme el interruptor y cierras la puerta despacio, hasta el último hilo de luz que viene del pasillo se golpea en mi sobresalto.
Primero, finges que me buscas bajo la cama , luego detrás de las cortinas.

"...Es que no sabes que te espero, de piernas y deseo encogido, en la expectativa de tu roce... "

Después, hueles la ropa en la que me escondo, ordenada por colores que no ves, como si olfateases el camino fermentado del deseo, y rozas en el aire el calor que de mí huye, como un invidente , temeroso a tropezar .

"...Sonrío hacia dentro , mientras sueño como sería tu mano para siempre en mi rodilla. "

Déjame sentir tu aliento despeinando mi cabello, pero susurra mi nombre hacia el lado de allá... como si allí me localizaras y confundieras los contornos de la pila torcida de las toallas de baño con la sombra de mi cuerpo .

Por fin, agarrame con prisa los brazos y sofoca mi grito con tu boca, imponiéndome tu lengua con la urgencia de una Ley Marcial. Quédate dentro del armario y dentro de mí, ... en el silencio ... hasta que la tranquilidad de nuestra sangre devuelva los ejércitos que marcharon sobre nuestra piel en la oscuridad ,a sus respectivos cuarteles ...hasta Nueva Orden... hasta un nuevo juego.

Amie

5 comentarios:

tomasuncafe dijo...

Amie es un inmenso placer el rencontrarte jugando, besos

Amie dijo...

El placer es mio Tomas ... verte por mi rincón.

Un beso através del oceáno para ti

Ignacio Bermejo dijo...

Bonito juego. Un placer leerte.

Mamen dijo...

Qué juego tan excitante... y qué manera de narrarlo tan sugerente y sensual, pero sin perder esa delicada sutileza: una mezcla perfecta.
Felicidades, Amie.

Un beso enorme y un fuerte abrazo.

P.D.: siento mucho haber estado tanto tiempo ausente de tu blog y del de todos mis amigos bloggeros. A vec es mi estado de ánimo me juega malas pasadas. Pero ya estoy de vuelta y espero ponerme al día con vosotros cuanto antes.
Te espero por mi rincón siempre que quieras.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que me gusta este sabor a pecado...


Saludos y un abrazo.