viernes, 10 de febrero de 2012

Desconocidos

Entró en el primer bar que vio de aquella calle. Se sentó en la mesa más lejana que encontró e inspiró el olor a perfume barato y cigarrillo que se perdía en el aire. Parecía enajenada a todo. Limpió las lágrimas y engullió el llanto. No sabía muy bien donde estaba pero tampoco le interesaba.


Personas solitarias como ella deambulaban como zombis por el mismo territorio... desgastados... exhaustos, presos en una agonía de no saber adónde ir. Sólo la lluvia reinaba en aquella madrugada muda ... solamente ella sabía su verdad y el motivo de querer estar lejos de todo y de todos.

El sonido de la música  se estaba instalando poco a poco en su mente, intentando evadirse ella perseguía el ritmo del sonido, imitando una puta experta que ya no sabe amar... percibió entonces la mirada de un extraño sentado en la mesa de al lado. Él la miró como si profundizase en su alma y ella se encontró en esa mirada.


No pensó.

Actuó.

Se levantó y se dirigió hacia él sin dejar de mirarle, imaginó que sería un turista y le ofreció su cuerpo.

- Por 100 euros soy tuya, le dijo.

- Ahora... susurró.

Él no respondió, recogió de inmediato su carpeta abierta, los papeles en blanco y el boli , pagó la cuenta y salieron. La lluvia , como una señal , comenzó a caer torrencialmente en ese momento.


Entraron en el primer motel que encontraron.
Ella miró por la ventana y descubrió que quería ser Lluvia.


Él en silencio se desnudaba mientras percibía que quería ser Tierra.

Ella intentó darse la vuelta y él no se lo permitió. Él intentó besarla y ella no lo consintió. Siguió de espaldas mientras las manos de el le recorrieron las piernas y le entreabrieron los muslos haciendo con que su piel se erizara . Le bajó el tanga y de rodillas le besó las nalgas. Sus pezones de inmediato reaccionaron. Se metió entre sus piernas y delicadamente le besó el centro del placer. Ella gimió sin voz...


En pocos minutos ella sintió que su cuerpo desencadenaba un brutal orgasmo... ella toda brillaba ... lo comparó con el ocaso en el mar . Él admirado continuó su trayecto por el cuerpo de aquella mujer.
La arrinconó a la ventana humedecida por la lluvia e introdujo su polla entre las piernas entreabiertas. Se deslizó hacia dentro .... centro del calor y centro de humedad de aquella mujer ...se adentró sin moverse. La cogió por los muslos y permitió que ella lo guiase por el camino del placer.

Ella nunca antes se había sentido así... necesaria.

Pura e impura.

En aquel movimiento obsceno ella se tornó dueña de él. Movia el culo y las caderas, cada vez más cerca de sus deseos.

Él nada pensaba. No podía. Amaba como nunca antes.


Ella nada pensaba. No podía. Soñaba como futuro y pasado.

En pocos minutos se entregaban en un orgasmo inmenso, intenso y simultáneo, lleno de extasis y desconocimiento, entre gemidos y suspiros... ni una palabra.
Él sólo la besó en el cuello, un beso dulce , nunca antes había conocido una puta.
Ahora amaba una, que además era desconocida...

Ella sintió el beso en el corazón y en la piel. Le correspondió con una mirada extraña que él advirtió, sin entender.

Ahora ella amaba un turista que le gustaban las putas y, además desconocido.

Él pagó.

Ella salió.

No hubo adiós. No hubo palabras.

Se encontraron dos meses después en una cena ofrecida por unos amigos.
Ella, la esposa de un cirujano de prestígio .
Él, el nuevo director del hospital.

Amie

12 comentarios:

David C. dijo...

Que buen final. Toda la historia en si me gusta la sensualidad reinante.

Pd: Muchas gracias por tus palabras en el Blog.

Clip dijo...

¿Puede decirse que la lluvia y la tierra sean desconocidos?

Un relato que me ha gustado mucho, es díficil extraer ternura en un encuentro entre desconocidos en el que prima el sexo y sin embargo se percibe en los detalles.

Tu final preconiza una continuación y un desenlace.

Un beso. (tal vez el beso negado por la puta)

LORD SHADOW dijo...

UN RELATO INCREIBLE,,, FORMIDABLE,, CUANTA PASIÓN ENTRE DOS DESCONOCIDOS...

Y LO QUE SON LAS CASUALIDADES,,, MENUDO FINAL!!!!

UN BESAZO Y FELIZ FIN DE SEMANA.

Amie dijo...

David Gracias...
Me ha encantado tu blog, otra vez gracias por hacer que lo descubriera...

Un abrazo

Amie dijo...

Clip , la tierra se empapa de lluvia...

Supongo que debía ser mas cruda en el relato ... pero no es mi estilo ;).

La continuación la dejo para la mente de cada uno, asi el final siempre será perfecto :D

( Me doy la vuelta y te lo devuelvo )... el beso ;)

tomasuncafe dijo...

ahora estoy seguro que seguiré un camino inverso y en la próxima reunión de la NCI conoceré a la que me dará la magia de una noche de lluvia, besos

Amie dijo...

Lord Shadow, las casualidades existen, aunque esta casualidad la haya provocado yo, jajajaja ;).

Otro besazo para ti

Amie dijo...

Tomas, tu ya estás lleno de magia... tus palabras lo son Poeta !


Muchos besitos

Gabriel Abral dijo...

Eres increíble escribiendo!!!

Podría pasarme la vida leyendo tus escritos y siempre desear más y más. No podría ser diferente a todo lo que a ti se refiere...................

Un beso, No, mejor dos............. Mejor, quiero que se pierda mi boca entre tus labios

Amie dijo...

Gracias Gabriel, me sonrojas !
Un beso, o dos ...

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Bellisimo relato, cada palabra tiene tu identidad...poco importan las profesiones y estados civiles, cuando la pasión encuentra hermanado, aunque sea por algunos instantes, el placer inigualable descansando sobre la felicidad misma.

Beso más que grande y gracias por tanto y perdón por tan poco.

Juan

Amie dijo...

Juan, gracias a ti por esas maravillosas palabras que siempre me dedicas ...
Es siempre un placer verte por mi casa...

Un beso fuerte !