domingo, 17 de septiembre de 2017

Las palabras son peligrosas



Y de repente un día,
 Nos despertamos desprevenidos
y completamente indefensos.

Amie

5 comentarios:

María Perlada dijo...

Atacados por el deseo, invadidos por la fuerza del amor.

Qué preciosa entrada, mi querida Amie.

Besos enormes.

Dulce dijo...

Para asaltar de esa forma hasta el silencio puede ser peligroso.

Un placer. Dulces besos.

Manolo Blog dijo...

Mañanas en las que los cuerpos despiertan antes que la mente... y los deseos antes que los pensamientos...

Sebastian Pinto dijo...

Las palabras una vez salen de la boca o se plasman en papel no tienen freno pero peor es pensarlas aunque quizás sea su destino.

Un beso inconmensurable

angeloblu dijo...

...inermi ed il solo desiderio di raccontarsi...complimenti per il tuo spazio, un abbraccio