domingo, 25 de marzo de 2018

Qué me dices de las hojas que el viento de primavera barrió fuera del tiempo


Existen momentos donde la alegría es salvaje, 
el gozo impulsivo y el sexo intenso.

Por que hay cosas...
Destacables
inalterables
inmutables
permanentes
perpetuas
e incesantes.

Tengo en el cuerpo la belleza de los viajes prohibidos 
y de las mentes inquietas.
La vida diseña en mi piel los recuerdos
 y la fuerza de tus muslos.

¿Impropia?
No. Sincera.

La indecencia de las palabras obscenas que pronuncias, 
provoca un río entre mis piernas.
Me cuentan tus ganas el ritmo de tus letras.

Y en este escenario donde la lujuria se revela,
Lamemos la carne, bebemos lo dulce y llenamos el vacío.



Amie

1 comentario:

Manolo Blog dijo...

Quién haya probado el sabor de la pasión... no lo olvida... Y, si por alguna razón flaquease su memoria, están tus letras... para recordar a qué sabe...