sábado, 6 de febrero de 2021

Por las piernas temblorosas... por los labios partidos

"Nos fuimos,
 y nos quedamos, con el perfume de la piel que habla "




Y... aunque no se veía, mis pasos jugaban con sus pasos y yo bailaba y giraba, y mi vestido rozaba lentamente sus pantalones. En esos momentos, incluso llegué a creer, que él también sonreía, mientras construíamos recuerdos para que los días no fuesen del todo blancos y sin tiempo... como este viento del norte, que trae un frío tan árido...

2 comentarios:

DUlCE dijo...

En la mejor compañía se pueden construir no solo recuerdos, también presentes y futuros.

Dulces besos Amie y dulce fin de semana.

Clip dijo...

Y yo que pensé que ese vestido era el mismísimo viento del Norte que venía visitarme y envolverme entre sus rachas poderosas.
Una ráfaga de besos.